Skip to Main Content

+

+

El aumento del riesgo cardiovascular asociado a un índice de masa corporal elevado (BMI, del inglés body mass index) es debido en parte a la asociación del BMI con otros factores de riesgo, como hipertensión, hipercolesterolemia y alteración de la tolerancia a la glucosa. Si estos últimos factores de riesgo son relativamente subsidiarios de control farmacológico, en cambio el control del BMI ha resultado difícil de conseguir de manera mantenida. El estudio Global Burden of Metabolic Risk Factors for Chronic Diseases Collaboration (2013) examinó la contribución relativa al riesgo cardiovascular del colesterol, la tensión arterial y la alteración de la tolerancia a la glucosa en pacientes con diversos grados de aumento del BMI y en distintas poblaciones de estudio.

+

Se identificaron 97 cohortes prospectivas con un seguimiento de al menos un año y mediciones basales de talla, peso y al menos uno de los factores de riesgo de interés (tensión arterial, colesterol y glucemia). Se excluyó a los participantes menores de 18 años, con BMI < 20 Kg/m2, con antecedentes conocidos de ictus o coronariopatía en el momento de la inclusión o en los que faltaran datos al inicio del estudio. Se incluyó en el análisis a 1.8 millones de sujetos, la inclusión se extendió de 1948 a 2005 y la mediana del seguimiento fue de 13.3 años. El criterio primario de valoración fue la primera aparición de ictus, infarto de miocardio o angina de pecho; sin embargo, en algunas cohortes solo se registraron los episodios mortales de coronariopatía.

+

Un aumento del BMI de 5 Kg/m2 se asoció con un cociente de riesgos instantáneos (hazard ratio) de 1.18, con un intervalo de confianza (IC) al 95% de 1.14–1.22 para ictus y de 1.27 (IC al 95%, 1.23–1.31) para coronariopatía. Tras ajustar por el valor de la tensión arterial, los cocientes de riesgos instantáneos del BMI cayeron a 1.06 (IC al 95%, 1.03–1.09) y 1.19 (IC al 95%, 1.16–1.22), respectivamente. La glucemia tuvo un efecto menor, reduciendo los cocientes de riesgos instantáneos del BMI a 1.13 (IC al 95%, 1.09–1.18) y 1.23 (IC al 95%, 1.19–1.27), respectivamente. Los cocientes de riesgos instantáneos fueron de 1.04 (IC al 95%, 1.01–1.08) y 1.15 (IC al 95%, 1.12–1.18), respectivamente, tras corregir por tensión arterial, colesterol y glucemia. El análisis indica que, juntos, los tres factores de riesgo son responsables de aproximadamente el 46% del exceso de riesgo de coronariopatía y el 76% del riesgo de ictus que se registran con BMI crecientes. Se observaron resultados similares al analizar el sobrepeso y la obesidad, en oposición al BMI mantenido. Los cocientes de riesgos instantáneos fueron mayores en cohortes que incluyeron a pacientes más jóvenes y en cohortes asiáticas respecto a cohortes occidentales. La contribución de la tensión arterial, el colesterol y la glucosa al riesgo cardiovascular conforme aumenta el BMI fue mayor en los grupos incluidos antes de 1990.

+

El análisis indica que casi la mitad del riesgo de coronariopatía y tres cuartas partes del riesgo de ictus, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.