Skip to Main Content
El tratamiento ..

+

La hemorragia subaracnoidea (SAH, subarachnoid hemorrhage) aneurismática es un trastorno que puede ser desolador que conlleva una mortalidad y una morbilidad considerables. Es fundamental asegurar el aneurisma roto para evitar que se vuelva a romper y para permitir la recuperación neurológica después de una SAH. A primeros de los años 1990, se desarrolló una espiral intravascular como alternativa al clipado neuroquirúrgico en el tratamiento de los aneurismas. Aunque se indicó la superioridad de este método intravascular en estudios previos, no existían datos a largo plazo, por lo que eran muy esperados los resultados del seguimiento a largo plazo del mayor estudio aleatorizado de esos dos métodos de tratamiento de los aneurismas (Molyneux y cols, 2014).

+

El estudio ISAT (International Subarachnoid Aneurysm Trial) distribuyó de manera aleatorizada a 2143 pacientes con SAH en 43 centros (principalmente del Reino Unido) de 1994 a 2002 a la colacación de una espiral intravascular o al clipado neuroquirúrgico del aneurisma roto. Los candidatos tenían un aneurisma que se consideraba susceptible de ser curado con cualquiera de los dos tratamientos. Se evaluó el seguimiento a largo plazo mediante cuestionarios anuales enviados a los pacientes supervivientes así como con la vigilancia de la base de datos nacional de muertes y episodios del Reino Unido (R. U.). De los 1644 pacientes del ISAT incluidos en centros del R.U., 1256 (72%) aún estaban vivos a mediados de 2013. Esos pacientes habían sido seguidos durante 10–18.5 años después de la SAH y se había producido un buen seguimiento en el 96% de la cohorte. La probabilidad de estar vivo y con un buen desenlace (definido como una puntuación de 0–2 en la escala modificada de Rankin) a los 10 años fue significativamente mejor en el grupo de tratamiento intravascular que en el neuroquirúrgico [razón de posibilidades (OR, odds ratio), 1.34; intervalo de confianza (IC) al 95%, 1.07–1.67]. El número de pacientes vivos fue significativamente mayor en el grupo de intravascular que en el neuroquirúrgico (83% frente a 79%; OR, 1.35; IC al 95%, 1.06–1.73). La proporción de pacientes con un buen índice modificado de Rankin no fue significativamente diferente entre los dos grupos (81% del grupo intravascular frente a 78% del neuroquirúrgico; OR, 1.24; IC al 95%, 0.93–1.65).

+

Después del primer año, 33 pacientes padecieron una SAH recurrente, y 17 de ellas (13 en el grupo intravascular) se debieron a resangrado del mismo aneurisma. Seis pacientes del grupo intravascular y cuatro del grupo de la neurocirugía sufrieron muerte o discapacidad por el episodio de resangrado del aneurisma índice. El riesgo acumulado de resangrado fue pequeño en ambos grupos: 0.0216 en los pacientes con espiral intravascular y 0.0064 en los del clipado neuroquirúrgico.

+

Se demuestra de nuevo, en este estudio de referencia, la superioridad de la espiral intravascular sobre el clipado neuroquirúrgico en la SAH aneurismática y, por primera vez, la durabilidad en un periodo prolongado. Aunque las infrecuentes tasas de resangrado fueron ligeramente mayores en el grupo de la espiral intravascular, la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.