Skip to Main Content

++

Son varias las ventajas prácticas de la cirugía laparoscópica sobre la cirugía abierta, como menos dolor, menor pérdida hemática y recuperación más rápida. Sin embargo, su aplicación a la cirugía oncológica despierta mucha preocupación porque la finalidad de dicha cirugía es la resección total del cáncer, con un amplio margen (el objetivo son 5 cm), incluyendo aporte vascular y drenaje linfático. ¿Es posible hacerlo por vía laparoscópica?

++

La respuesta es un sí rotundo. Bonjer et al. (2015) llevaron a cabo en 30 hospitales un estudio internacional aleatorizado de no inferioridad, con más de 1000 pacientes sometidos a la resección inicial de un cáncer rectal a los que se distribuyó, de manera aleatoria y en una proporción 2:1, a cirugía laparoscópica o a cirugía abierta. La tasa de recurrencia locorregional a los tres años fue del 5% en ambos grupos. La supervivencia sin enfermedad fue del 75% para la laparoscopia y del 71% para el procedimiento abierto, con una supervivencia global del 87% y del 84%, respectivamente. Se concluyó que la cirugía laparoscópica del cáncer de recto no es un procedimiento inferior al de cirugía abierta.

Bonjer HJ et al: A randomized trial of laparoscopic versus open surgery for rectal cancer. N Engl J Med 372:1324, 2015  [PubMed: 25830422]

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.